El tótem publicitario o monolito se ha convertido en una estrategia clave para que los clientes puedan ver mejor la publicidad, y los negocios tengan la relevancia que se merecen. Es la mejor solución económica de la empresa. Puede elegirse la que mejor convenga en la señalética para oficinas y negocios del cliente, así como para su capacidad financiera .

Es el mejor método de promoción permanente. Se construyen con materiales resistentes ante las condiciones del clima, siempre logran acaparar la atención del ciudadano que caminan por donde el dispositivo está ubicado. Es decir, es uno de los mecanismos publicitarios más potentes.

El tótem publicitario se trata de un expositor informativo que, a diferencia de otros métodos no oferta el producto, únicamente informa y permite al cliente que se fije en el, para que obtenga lo que se conoce como un “llamado a la acción”.

Monolito publicitario de Corrner - Mahou

Trabajos de Monolitos o tótem publicitarios

Con normalidad se usa en las ferias, porque incrementa y potencia la marca de la empresa. También los encontraremos en supermercados, pero se crearon específicamente para grandes salas de centros comerciales, y para que tener un mayor impacto visual en eventos. La altura, la rotulación y el diseño, tanto como las dimensiones, son básicos para la llamada a la acción. La misión es meramente informativa. Logramos que el cliente sienta atracción cuando ve la imagen. Entonces, lo esencial en un tótem publicitario son dos factores, el mensaje y la imagen.

Nuestros productos son de grandes dimensiones, consiguiendo que cualquier marca tenga la mejor exposición. Tenemos las más notables dimensiones que lograrán acaparar la mirada de los clientes. Conocerán el negocio y además descubrirán que aquello que se ofrece es de su interés. Es una de las mejores formas de convertir clientes por medio de una llamada a la acción visual y atractiva.

Solicita tu Presupuesto Gratuito

Diseño o boceto

He leído y acepto la Política de Privacidad y las Condiciones de uso.